Inicio » Actualidad universitaria » Vuelve la “Nochevieja Universitaria” a Salamanca

Vuelve la “Nochevieja Universitaria” a Salamanca

Miles de jóvenes venidos de todas partes de España se congregaron ayer en Salamanca para celebrar el Fin de Año Universitario.

Según la organización, 45.000 personas se reunieron en la Plaza Mayor salmantina para celebrar de manera anticipada la Nochevieja con las tradicionales uvas (se repartieron unos 20.000 paquetes), golosinas e incluso bombones.

Madrid, Asturias, Andalucía, son algunos de los más de 45 puntos de salida de los autobuses que otro año más, como se lleva haciendo desde hace ya nueve años llegan a la ciudad universitaria por excelencia; para una particular celebración que no deja indiferente a nadie.

Desde las siete de la tarde ya se podía escuchar la música en diferentes puntos del casco antiguo de la ciudad; una fiesta que tuvo su punto más álgido a partir de las nueve de la noche, cuando artistas como Miguel Sáez o el prestigioso DJ Candela amenizaron la noche.

 A las doce en punto, las fachadas de la Plaza Mayor se iluminaban y en ellas aparecía el reloj que anunciaba las campanadas; una tras otra, como si del 31 de diciembre se tratara fueron sonando, hasta que llegó la última, un momento en el que el júbilo estalló entre los allí presentes. Aunque las salidas estaban bien señalizadas, y aunque la presencia policial, era notable, fue al final de las campanadas, cuando había que desalojar la plaza, cuando se vivieron lo momentos de más tensión.

La gente intentaba salir en pelotón hacia las calles aledañas, pero apenas se podía andar y el “juego” de unos pocos, de empujar a los demás de un lado hacia otro, hizo que el nerviosismo se extendiese entre los jóvenes que intentaban avanzar a lo largo de esa marea humana. Esta aglomeración de gente no se quedó solo en la plaza, sino que se extendió hacia las zonas de bares, donde las colas para entrar eran interminables.

Sin embargo, esto no impidió que las miles de personas que habían ido se lo pasasen bien, aunque sí que hubo alguna crítica al hecho de que los bares cobrasen por entrar, como dice Blanca López, estudiante en Salamanca, que afirma que “ es una estafa que cobren, porque yo siempre voy a esos sitios y entro gratis. Aunque está bien que las bebidas cuesten lo mismo que siempre”.

Una nueva edición de la “Nochevieja Universitaria” que tampoco se ha librado de la polémica, ya que el Ayuntamiento ha denunciado a la empresa organizadora por proyectar imágenes de una marca de bebida alcohólica en la Plaza Mayor; pero que sin duda, ha repetido el éxito que ha tenido los años anteriores.

Escrito por: María López Valea

Ver más posts


Más noticias