Inicio » Actualidad universitaria » Política y jóvenes, una relación que puede ser posible

Política y jóvenes, una relación que puede ser posible

por Miquel Galmés Sagrera

En estos días tan difíciles, la política, por culpa de la corrupción y de la demagogia que crean los partidos mayoritarios entre sí, no es la mejor de las profesiones o a lo que uno aspira en esta vida. Pero al fin y al cabo, la política es la que determina como tiene que ir un país. Y Ahora, preguntémonos, sí la abstención entre los jóvenes supera el 50%, como lo indica este articulo, ¿qué puede hacer la política para que los jóvenes vayan a votar y participen en el proceso democrático?

Para empezar, es necesario que los políticos renueven su discurso, ya que si solo dicen “Vamos a bajar los impuestos” o “tendréis un mejor sistema educativo”, solo se queda en palabras, bien dichas, pero solo palabras que se repiten una y otra vez, y con palabras no se arreglan las cosas, se necesitan acciones.

Después, nos encontramos con que la mayoría de los políticos (o los que nos “representan”) no son jóvenes, ya que la media de edad del congreso de los diputados es de 53 años. Y seamos realistas, una persona de 53 años no vive ni ve la realidad (porque no la tiene) que una persona de 20 o 30. Por eso, es necesario que hubiese una limitación de legislaturas, pero esto es Españistán y no va a pasar, al menos en un futuro próximo.

Y este es el mundo dónde lo jóvenes tenemos que actuar. Tenemos una ideas diferentes, más frescas, hemos vivido las cosas de distinta manera respeto a otras generaciones…Si antes decía que los políticos tienen que renovar su discurso, nosotros podríamos aportarles ideas nuevas. Además los jóvenes son un sector de la sociedad que está indignada y por ello tenemos que escucharnos, dejar de vivir a espaldas de lo que pase en el congreso, parlamento, o ayuntamiento.

Si ellos en teoría nos representan tenemos que entrar allí, ¿Y cómo lo hacemos? Actuando en política, entrando en los partidos políticos para que se nos escuche y se nos tenga en cuenta para que seamos capaces de entender lo que pasa en el pueblo y tomar las decisiones más adecuadas y necesarias.

Si nosotros estamos indignados, tenemos de que nos escuche. Podemos iniciar una segunda transición democrática dónde se aseguren los servicios de educación, sanidad y servicios sociales, y que estos no estén al servicio de intereses mercantiles. Podemos defender los intereses de todos, porque sabremos escuchar a la gente.

Somos el futuro y no tenemos por qué aguantar a Rajoy o a Rubalcaba en el congreso de los diputados hasta su muerte, tenemos que sacarlos fuera para que las ideas democráticas tengan un aire nuevo y, empezar así a iniciar esta segunda transición.

Tenemos que ir a las urnas, votar, asociarnos en partidos con nuestras ideas políticas, aprender, escuchar y decidir.

Escrito por: uniactualidad

Ver más posts


Más noticias