Inicio » Opinión » Los fantasmas del número cinco » Otro jueves cobarde.

Otro jueves cobarde.

Otro jueves cobarde.

Soy muy mala universitaria. De entre las distintas y escasas funciones en las que he servido a lo largo de mi vida, corta de momento, tal vez la de universitaria es, hasta la fecha, la peor de todas. Pero bueno, yo lo sigo intentando, como todos hacen con algo en algún momento de su vida, ¿no? El caso es, que estoy de recuperaciones. Sin embargo hay, en estas fechas en las que aún falta más de un mes para que empiece el nuevo año académico en la Complutense, escasez de temas respecto a lo que puede significar la vida del estudiante universitario. Pero aquí una servidora se ha pasado estos dos meses de insoportable calor (y lo de insoportable casi que no es una exageración) rodeada de montañas de apuntes. No voy a mentir, podría haber dedicado más horas de las que he dedicado a estudiar, pero cierto es que, por primera vez en mi vida, me he preocupado de quitarle el polvo a los folios al menos una vez a la semana.

Al ser de un pueblo pequeño volver a Madrid siempre es un poco extraño al principio. Es gracioso entrar en la facultad y verla tan vacía, pero he descubierto al llegar a la biblioteca que allí se concentraba la poca gente que no estaba fuera, fumando, y que faltaba por los pasillos de la planta baja del edificio. Como yo soy un poco aventurera, hoy he estudiado en las dos plantas de las que dispone la biblioteca, y así como la planta de abajo estaba empezando a ser escasa cuando he decidido hacer el cambio, la de arriba era otro cantar. Había menos gente, aunque las pocas ganas de estudiar parecían ser las mismas. La buena noticia era que no se escuchaban neuronas estallando cada dos segundos, la mala era que se notaba en el ambiente esa tensión pre-exámenes. Lo que fuera de la facultad era un airecito muy agradable, dentro era un estupor cálido que tiraba un poco hacia atrás, y os lo cuento yo, que no tengo olfato.

Respecto a mis exámenes, creo que me irán bien. Y creer ya es un paso, de verdad de la buena.

Escrito por: Kaleidoscopio Cinco

Veo la vida a través de fantasmas de colores, pero todos me persiguen. Retrato emocional-universitario.

Ver más posts


Más noticias

Comentarios (0)

  1. El Rate This solo me da la opción de colorear las estrellitas, y como yo quiero dorarlas todas al menos tengo que explicar porqué. “Excellent” po TU sinceridad siempre.