Inicio » Actualidad universitaria » España » La Dignidad llega a Madrid

La Dignidad llega a Madrid

La Dignidad llega a Madrid

El 22M, la Marcha por la Dignidad que inundó Madrid

Fuente: María López Valea

Fuente: María López Valea

Personas llegadas de todos los puntos de España, desde Asturias hasta Cataluña pasando por Extremadura o Andalucía; se reunieron en la madrileña estación de tren de Atocha con motivo de la Marcha por la Dignidad. Una marcha que no solo reunía a gente de todo el territorio nacional, sino que acogía a infinitud de movimientos que tenían un objetivo común: reclamar pan, trabajo y techo.

La Plataforma de Afectados por la Hipoteca; la plataforma por la Tercera República; grupos a favor de la sanidad y la educación pública; yayoflautas; Juventud Digna; y así hasta completar un largo etcétera formaron los dos millones y medio de manifestantes según la organización que inundaron las calles de Madrid desde Atocha hasta la plaza de Colón.

Ya desde antes de las cinco de la tarde, hora en la que se ponía inicio a la marcha, Madrid olía a protesta y a indignación. La gente esperaba a la sombra a que se pusiese inicio a una protesta, que como posteriormente la representante de la columna de Aragón dijo “es el primer minuto, de la primera hora, del primer día del cambio en este país”.

Fuente: María López Valea

Fuente: María López Valea

Un cambio defendido al grito de “sí se puede” y “el pueblo unido jamás será vencido”; pero un cambio que también, como decía Arancha, venida desde Asturias, es  muy difícil que se produzca. Otros participantes como  un hombre de San Sebastián de los Reyes que comparaba al Gobierno con “un tren apisonador que no atiende a nadie” veían que el cambio sí es posible.

Cerca de las seis de la tarde la cabecera  de la manifestación llegaba a Colón, y en el escenario habilitado para ello, se dio paso a la lectura de un manifiesto por parte de la periodista Olga Rodríguez y  del actor Willy Toledo.

En este manifiesto se exigía  un trabajo digno, la recuperación de las libertades y los derechos que el PP ha quitado a los españoles; y se reclamó la articulación de una movilización unitaria y potente contra las políticas  de este gobierno y a favor de los derechos de las personas. Acabando con una frase con la que todos los allí presentes se identificaban: “por una sociedad de hombres y mujeres libres”.

 

Tras esta lectura los representantes de las diferentes columnas recordaron la falta de trabajo y de oportunidades de los jóvenes, el recorte en los derechos de las personas, la ley de aborto de Gallardón, los muertos de Ceuta, el derecho a una vivienda y el poder del pueblo para cambiar el sistema.

Entre estos representantes, si uno de ellos fue aclamado de forma especial fue  Cañamero que apeló a la creación de un tribunal popular que juzgue y condene a los políticos corruptos, y que apenas sin voz recordó que es posible cambiar las cosas.

Una  convocatoria masiva y pacífica; una jornada de lucha y de unión que reflejó que la mayoría no es silenciosa.

Escrito por: María López Valea

Ver más posts


Más noticias