Inicio » Actualidad universitaria » #HuelgaEducativa

#HuelgaEducativa

#HuelgaEducativa

 DSC_0088El despertador suena a las siete y media de la mañana. Como todos los días, salgo de la cama a duras penas por el frío que hace, me visto, desayuno y me preparo para ir a clase. Normalmente viajo sola hasta la facultad, pero hoy, he coincidido con mi compañera de piso, y como teníamos el mismo destino, hemos ido juntas hasta allí. Ambas planeábamos entrar en clase, pero cuando hemos llegado a las puertas de Ciencias de la Información, todo ha cambiado.

 Nos hemos encontrado con unos piquetes informativos que tras intentar insistir en informar a los alumnos, dejaban entrar al centro sin problema alguno. Al principio, por debajo de la barrera que ellos mismo han creado en el encierro de esta noche, hecha de carteles. Sus palabras han captado mi atención. Tenía pensado secundar la huelga a partir de mañana, pero hoy quería ir a clase. Las cosas no han resultado así. El dilema moral no ha tardado en decantarse por la decisión de que mis derechos como estudiante, y mucho más como persona, estaban por encima de dos horas de clase. Merece la pena perderse una lección cuando está en juego que el año que viene pueda seguir estudiando, o no, porque mis padres pertenecen a ese porcentaje tan alto de la población española a los que les cuesta llegar a fin de mes. Y no, no me he dado la vuelta y he vuelto a casa.

 A penas tenía información sobre la pretensión de los alumnos del piquete esta mañana, pero me he quedado allí para enterarme, para poder hacer algo por mi futuro. Así, tras un rato en el que se han calmado las cosas en la puerta y han dejado de venir alumnos, el movimiento ha comenzado. Empezando desde la planta de arriba, hemos ‘amenizado’ la velada con música con un mensaje claro. “Para pagar las tasas  se necesita una poca de pasta”, coreábamos con la compañía de una guitarra. En varias aulas, que estaban más vacías que llenas, han permitido a los alumnos del piquete entrar a explicar el por qué de la huelga. Han sido más los profesores que han dejado participar durante unos minutos en su clase que los que no, y la mayoría de las aulas ya estaban vacías cuando hemos pasado por delante de ellas.

 Ha sido una jornada corta y calmada, más sabiendo que el día fuerte de los tres en que se ha convocado la huelga es el jueves. Pero ha sido una pequeña aproximación a la esperanza de aquellos que aún hacemos todo lo posible por luchar contra las injusticias que impone el gobierno. La democracia parece caerse a cachitos y, aunque seamos pocos, hacemos ruido, y no nos vamos a rendir.

Escrito por: Kaleidoscopio Cinco

Veo la vida a través de fantasmas de colores, pero todos me persiguen. Retrato emocional-universitario.

Ver más posts


Más noticias