Inicio » Actualidad universitaria » Hipocresía artística

Hipocresía artística

Hipocresía artística

Desgraciadamente, la muerte de un artista siempre conlleva que su número de seguidores aumente. La conversión del mito en leyenda a partir del fallecimiento de alguien que brilló durante toda o parte de su vida es algo remarcable en la reacción de las personas.

No es entendible que alguien que deje de estar en esta vida sea más conocido a raíz de su muerte que en el momento en el que ese arte que ahora es más venerado que nunca se hacía realidad. Eso podemos verlo con actores, como recientemente ha pasado con Philip Seymour Hoffman o Paul Walker.

Es justo a raíz de la emisión en la noche de ayer de Inmersión letal, protagonizada por este último que me puse a pensar la hipocresía que se respiró el día que se dio a conocer el fatal accidente que se lo llevó. No había canal de televisión que no hiciera un especial recordatorio al actor de los ojos azules con diferentes películas en las que formaba parte del reparto. Entre ellas, las más conocidas, las de la saga Fast & Furious.

Phillip-Seymour-HoffmanTres meses y unos días más tarde nadie se acuerda del joven actor. “Nadie” en un sentido muy general, claro, ya que como se ha sabido hace pocos días, se van a subastar las gafas que llevaba en el momento del accidente. Esa es otra… Todo es el doble de sentimental en el momento de la muerte por el hecho de ser una cara conocida; pero una vez ha pasado ese dolor, a vender diferentes artículos relacionados con el actor. Y en este caso, ni siquiera se respeta la muerte con tal de recaudar dinero en esa subasta…que claramente alguien acabará pagando una gran cantidad por eso.

Otro caso más reciente es el de Philip Seymour Hoffman. Sabiéndose por adelantado que el actor que ganó el Oscar por Capote llevaba un tiempo teniendo problemas con las drogas, no fue sorpresa que la causa de su muerte fuera esa.

Todos los que se hayan interesado alguna vez por el cine, han debido de hacerlo por Hoffman y por ello, su muerte causó gran conmoción en los espectadores y en los propios actores. Poco tiempo después de su pérdida, Amy Adams no pudo ocultar su enorme tristeza por la pérdida de su amigo, con el que había coincidido en el papel protagonista en La duda. Otra de las actrices más importantes del momento, la imparable actriz australiana Cate Blanchett (quién le arrebató el Oscar a Adams en la pasada celebración de la gala de los Oscar por Blue Jasmine), también ha querido rendir homenaje al actor en varias ocasiones. Ambos actores coincidieron en El talento de Mr.Ripley y todo pronóstico apuntaba a la actriz como ganadora del BAFTA a la mejor interpretación femenina y el Oscar en la misma categoría. Al recoger sendos premios, la actriz quiso recordar a su desaparecido amigo.

Al igual que con grandes actores, la situación vuelve a repetirse con grandes músicos. Por elegir dos de ellos, nos quedamos con Lou Reed y Paco de Lucía.

La muerte de Lou Reed fue tan sonada como su más que cuestionable colaboración con Metallica en ‘Lulu’. El líder de The Velvet Underground y creador de una de las canciones más tarareadas de la historia ‘Walk on the wild side’ murió a finales de octubre del pasado año. Muchas revistas de música forraron sus portadas con imágenes del artista y reportajes especiales de su trayectoria musical y personal. Lo mismo hicieron sus fans, que no tardaron en homenajear al artista con diferentes canciones de sus numerosos discos con la banda y en solitario… Los que solo habían pronunciado alguna que otra vez el característico “duduru” de dicha canción lloraron también por él… O los que escucharon en Juno la canción incluida en su banda sonora, ‘I’m sticking with you’.

Desde luego, son varias capaco_de_lucianciones  las que se tararean desde la primera vez que la escuchamos. En el caso del flamenco, el grande de los grandes es, ha sido y será Paco de Lucía. No, no…  ‘Entre dos aguas’ no era la única canción del gaditano… y sin embargo ésta canción se pudo contar por miles en las redes sociales el día que recibimos la triste noticia. Agregamos a tal hecho al orgullo que sentimos de ser españoles cuando una personalidad importante nos representa en todo el mundo y nos damos cuenta justo el día en que ya no puede hacerlo físicamente. Qué desgracia que sigáis tan vivos cuando deberíais haberlo estado desde hace mucho tiempo.

Escrito por: Noelia Murillo Carrascosa

Futura comunicadora con muy mala leche que en ocasiones lo sabe disimular. El cine no hubiera tenido sentido sin Kubrick ni la música sin The Beatles.

Ver más posts


Más noticias