Inicio » Cultura » Cine » Fallece el compositor polaco Wojciech Kilar

Fallece el compositor polaco Wojciech Kilar

Fallece el compositor polaco Wojciech Kilar

timthumb.phpEn muchas ocasiones, la banda sonora de una película pasa desapercibida entre tanta imagen impactante y escenas memorables propias de una gran producción cinematográfica. Todo el mérito es del director y de los actores, que se hacen hueco entre la fama (si aun no han despuntado antes) y terminan siendo premiados con importantes galardones.

En otras, la banda sonora es el sello de identidad del filme y siempre que la escuchamos en otro contexto fuera del cinematográfico nos remite a esas escenas que, sin esa música, no habrían podido ganar la emotividad con la que las recordamos.

Este segundo caso es el de Wojciech Kilar, un compositor polaco nacido en Lwow en 1932, ciudad que actualmente es denominada Lviv (Ucrania). A grandes rasgos, no se trata de un compositor de renombre como Hans Zimmer o Yann Tiersen, por su majestuosa banda sonora para ‘Amélie’ (2001). Si, por el contrario, hablamos de que este compositor se encargó de la música de películas tan míticas como ‘Drácula’ de Coppola o ‘El pianista’ de Polanski, la cosa cambia.

Kilar falleció ayer al sur de Polonia, Katowice, a los 81 años de edad, tras varios años en constante lucha contra el cáncer. Fue también en el sur de Polonia donde comenzó sus estudios musicales, en la Academia de Cracovia. A últimos de los años 50 se trasladó a París, donde tomó clases de Nadia Boulanger, una conocida pianista, compositora y directora de orquesta que formó a grandes compositores de ese siglo, como Burt Bacharach o Thea Musgrave.

A finales de esta década y con varias obras a sus espaldas inspiradas en la vanguardia y el folklore, comenzó a dedicarse a la música para el cine. Trabajó para directores polacos como Krzysztof Kieślowski en (1981) y Krzysztof Zanussi en ‘Iluminación’ (1973), ‘Spirala’ (1978) y ‘El año del sol tranquilo’ (1984). Por su colaboración con Francis Ford Coppola para ‘Drácula’ (1992) de Bram Stoker se llevó el galardón de la Sociedad Estadounidense de Compositores. Cabe destacar que, a su vez, se dedicó a la música sinfónica y de cámara.

También tuvo un gran reconocimiento al colaborar con su paisano Roman Polanski en ‘La muerte y la doncella’ (1994) y ‘La novena puerta’ (1999). Pero, sin duda, es la banda sonora de ‘El pianista’ (2002) una de sus obras más conocidas.

En suma, quedan genialidades marcadas por su sello personal para la posteridad. Se nos hace difícil no recordar la horrible sombra de Gary Oldman caracterizado como el Conde Drácula sin la música de Kilar de fondo.

A continuación, tenemos sus obras más destacadas:

Escrito por: Noelia Murillo Carrascosa

Futura comunicadora con muy mala leche que en ocasiones lo sabe disimular. El cine no hubiera tenido sentido sin Kubrick ni la música sin The Beatles.

Ver más posts


Más noticias