Inicio » Actualidad universitaria » El secreto de L.A.

El secreto de L.A.

El secreto de L.A.

DSC_5207La gira Dualize llegaba a su fin, pero no sin antes pasar por unos de los sitios más emblemáticos de la noche madrileña, un escenario perfecto para poner el broche final, la Riviera de Madrid. Luis Segura, artísticamente L.A., tenía todos los ingredientes para crear un ambiente sutil de música y energía, y así lo hizo. Tras entrevistarnos con él para que nos contara sus inquietudes a cerca de su último trabajo y esta ansiada gira, estábamos deseosos de volver a ver este inmenso artista.

La velada comenzaba con un trío de violín, oboe y contrabajo, sorpresa que ya había indicado Luis en su página de Facebook. Nunca había asistido a un concierto con tales teloneros, pero no me defraudó en ningún momento, algo curioso en una sociedad no acostumbrada a cambios de registros tan bruscos.

Después de una corta espera, L.A. salía a escena bajo un manto de luz azulada y un cálido recibimiento por parte del numeroso público. Temas de los anteriores dos trabajos del mallorquín, Drama, Perfect Combination o Crystal Clear, sonaron en la sala, llena hasta los topes. En ocasiones podíamos notar toques countries, aunque en estos primeros temas la semejanza con grupos como REM o Pearl Jam resaltaba en sus melodías. Dualize se hacía de rogar, y junto a él temas del mismo disco. No tuvimos que esperarlos demasiado, Under Radar o Oh, Why? fueron sucendiendose, mezclado con un movimiento de caderas, digno de Alex Turner, que Luis Segura acompañaba con su música.

DSC_5253Uno de los momentos de la noche no tardaría en aparecer. Con Close To You y con las baquetas enfundadas, el lider de L.A. no se lo pensó dos veces y comenzó a tocar su instrumento, la batería. Un artista único, sin duda. Tras agotadores bailes y acordes producidos por Microphones And Medecines, llegó al escenario un inmenso acústico de Girl, un cover grandioso de The Beatles, música por la cual hizo referencia a su andadura por las melodías anglosajonas.

Posteriormente, After All invitó al intimismo, con la colaboración de Mucho, creando una atmósfera romántica con ese: ‘I´ll be in your arms!´. Lapsus de felicidad que aprovechó para agradecer a todo su equipo una larga gira con este disco que les ha llevado por toda la geografía española, además de visitar países de todo el mundo. Después llegaron los bises, All those Silences, Hands, Rebel y Outsider sumergieron la Riviera en un furor descontrolado y lleno de vitalidad. Pero sin duda, con los segundos bises, llegó el culmen que puso la guinda a una de las mejores actuaciones del año: las versiones de Girls Just Wanna Have Fun Wicked Game.

La gira del último disco de L.A., Dualize, ha llegado a su fin, pero pronto, o eso espero, tendremos de vuelta a Luis Segura brindándonos conciertos como este, que llegó a durar más de dos horas sin desperdiciar ni un solo minuto de buena música.

Fotografías: Lorena García

DSC_5224

Escrito por: Daniel Conti

Ver más posts


Más noticias