Inicio » Actualidad universitaria » El Osasuna frena la racha de victorias del Madrid en Liga

El Osasuna frena la racha de victorias del Madrid en Liga

Reparto de puntos en el estadio El Sadar entre Osasuna y Real Madrid en un partido en el que los de Pamplona fueron mejores tras el primer gol. Oriol Riera por partida doble para los locales e Isco y Pepe para los blancos fueron los goleadores de la tarde. Ramos sufrió su decimoctava expulsión como jugador madridista. Silva también abandonó el partido el encuentro antes de tiempo tras ver su segunda amarilla en el minuto 79.

Tan solo un punto fueron capaces de rescatar los hombres de Ancelotti en la jornada 16 de Liga ante el Osasuna, en un encuentro que se complicó para los blancos en la primera mitad cuando perdían por 2-0 en campo contrario y veían como su capitán, Sergio Ramos resultaba expulsado por doble amarilla en una decisión muy protestada por el banquillo. El Sadar, se ha convertido en estos años en uno de los estadios más difíciles para los blancos que solo han conseguido la victoria en una de sus últimas cinco visitas.

En el inicio de partido nadie hubiera podido imaginar que el Madrid encajaría dos goles en 40 minutos ya que, fueron los visitantes los que dominaron el juego y la posesión que en el primer cuarto de hora alcanzó el 75% a su favor.

La ocasión más clara para los blancos en el comienzo de partido fue la de Cristiano Ronaldo, que se quedó solo ante la portería al recibir el taconazo de Isco. No tuvo suerte el portugués que al querer ajustar tanto el balón al palo envío el esférico directamente fuera.

Si tuvo mayor fortuna de cara a gol el delantero osasunista y ex canterano blaugrana Oriol Riera que firmó un doblete convirtiéndose en el mejor de su equipo ante el Madrid. En el primer tanto, fue asistido por Marc Bertrán que le dejó un balón perfecto en el área para que el delantero catalán cabeceara a placer en un claro fallo defensivo.

Tras este gol, el buen juego y el control del partido que había tenido el Madrid a este entonces se fue esfumando poco a poco. Las ofensivas madridistas no encontraban premio, algo que con el transcurso de los minutos les alejó de la victoria.

Reclamaron penalti los jugadores del Madrid en una jugada en la que Luka Modric cayó en el área tras ser derribado por Arribas. Clos Gómez, muy activo en el partido a la hora de mostrar tarjetas no señaló la posible infracción.

En el minuto 39 y tras aprovechar el saque de esquina cabeceado por Damiá y despejado por Diego López, Riera volvió a aparecer en escena para nuevamente batir de cabeza al meta gallego. Era el 2-0 para los osasunistas, un castigo quizá demasiado duro para los blancos que veían como tras haber empezado dominando el partido perdían por dos goles en un campo tradicionalmente difícil. Por si esto no era suficiente, Ramos vería la segunda tarjeta amarilla tras lanzar un codazo que impactó en la cara de Roberto Torres.

Inmediatamente después de la expulsión del central de Camas, Isco se encargó de recortar distancias con un disparo raso pegado al palo. Ronaldo asistió al malagueño tras haber previamente atraído a los defensores en su partido número 150 en la Liga BBVA.

Obligados a igualar el marcador y con Xabi Alonso de central tras la expulsión de Ramos como única modificación respecto al final de la primera mitad, el Madrid afrontaba estos nuevos 45 minutos con el control de balón a pesar de encontrarse en inferioridad numérica. Pero el Osasuna no estaba por la labor de dejarse empatar y buscaba sentenciar el partido con un tercer gol.

Ancelotti dio entrada a Di María, Nacho y Jesé con el fin de que su equipo lograra el gol del empate, tarea difícil pues el Osasuna se cerró en defensa evitando el peligro rival en su área.

A pesar de defender con eficacia su ventaja en el marcador, los de Javi Gracia no renunciaron al ataque. Prueba de ello fue que a punto estuvo de lograr el tercer gol Roberto Torres tras una doble ocasión atajadas finalmente por el meta del Real Madrid.

Ya en el minuto 79 se produciría la segunda expulsión del encuentro, esta vez del lado osasunista. Gato Silva, recibió su segunda amarilla en cuatro minutos y dejó a su equipo con diez.

Tan solo un minuto después, llegó el segundo gol de los madridistas por medio de Pepe que, tras recibir el balón colgado de Isco remató de cabeza batiendo a Andrés Fernández y logrando el tanto que cerraría el marcador.

titulo foto

Escrito por: uniactualidad

Ver más posts


Más noticias