Inicio » Cultura » Cine » Daniel Guzmán regala “una historia de amistad a cambio de nada”

Daniel Guzmán regala “una historia de amistad a cambio de nada”

Daniel Guzmán regala “una historia de amistad a cambio de nada”

Tras más de seis años escribiendo un guion, apartado del mundo laboral y montando durante un año entero las escenas; Daniel Guzmán solo nos podía ofrecer esto: una película merecedora, con toda justicia, de la Biznaga de Oro como mejor película, Biznaga de Plata a la mejor dirección y al mejor actor de reparto, y Biznaga de Plata premio especial del jurado de la crítica en la decimoctava edición del Festival de Cine de Málaga.

El homenaje a la vida de Antonia Guzmán, abuela del director, está más que justificado en el primer largometraje del joven cineasta. Él mismo cuenta que “los abuelos son una parte esencial de la sociedad” y así se lo muestra al público con la entrañable relación que mantiene Antonia (interpretada por Antonia Guzmán) con Darío (Miguel Herrán), el protagonista del filme. Bajito, delgado y atrevido; es la pareja perfecta para Luismi (Antonio Bachiller), su mejor amigo, alto y grande.

La trama gira entorno a estos dos personajes, totalmente antagónicos y a la vez indispensables e imprescindibles el uno para el otro. La verdad y la autenticidad son dos puntos fundamentales en la idea de cine que tiene Daniel Guzmán y es así como lo muestra en su ópera prima. De esta forma, comenta, “la distancia con el espectador se hace más pequeña”. En esta pequeña parte de la vida del director, “la punta del iceberg” tal y como él mismo apunta, hay una mezcla de costumbrismo, neorrealismo y cine para todo el público. Mezcla la verdad con la ficción y es el espectador el que debe decidir qué trozo del film pertenece a cada ámbito.

Entre la vida en el barrio de Darío y Luismi, en el instituto, en sus casas, sus aventuras por las calles de Madrid o en un taller mecánico de motos se asoma el carácter atemporal del largometraje y de esta forma, la vida de Darío pasa a ser eje central de todo el argumento. Nos encontramos con los problemas que tiene en el colegio, sobre todo causados por la separación de sus padres y la presión que los dos (interpretados magistralmente por María Miguel y Luis Tosar) realizan sobre él para que declare en el juicio por su divorcio. La presión que ambos ejercen sobre su hijo hace que este no quiera vivir en casa, quiera estar solo y superar todos los límites que se le pongan por delante de la manera que sea. Luismi es el encargado de hacerle bajar a la tierra por unos instantes, pero acaba siendo siempre cómplice de todos los actos de su mejor amigo.

Una aventura preciosa, tratada con un cuidado excepcional que hace que la esperada primera película de Daniel Guzmán no deje nada que desear. Una narración de carácter universal con la que cualquier persona puede conectar de manera inmediata.

 Lo mejor: el tratamiento delicado de toda la obra, los personajes, las escenas, los espacios sin modificar, totalmente reales, las ganas de los actores profesionales y la ilusión y dedicación de los no profesionales. Una mezcla perfecta que nos ofrece una pieza hecha con un mimo extremo y todo el cariño del mundo.

 

Ficha técnica

Título original: A cambio de nada

Dirección y guion: Daniel de Guzmán

Género: Costumbrismo, neorealismo

Reparto: Miguel Herrán, Antonio Bachiller, Luis Tosar, María Miguel, Antonia Guzmán, Felipe García Vélez, Patricia Santos, Miguel Rellán, Fernando Albizu, Manolo Caro, Luis Zahera, Roberto Álvarez, Álex Barahona, Lara Sajén, Mario Llorente, Carlos Olalla, Sebastián Haro, Beatriz Argüello, Iris Alpáñez, Adelfa Calvo

Estreno: 8 de Mayo de 2015

Escrito por: Mar Garcia Prat

Cultura, periodismo, revolución constante y poesía. Terrassa - Madrid

Ver más posts


Más noticias