Inicio » Actualidad universitaria » Cuatro goles del Madrid dejan KO al Valladolid en el Bernabéu

Cuatro goles del Madrid dejan KO al Valladolid en el Bernabéu

El primer hat trick de Gareth Bale con la camiseta madridista y el tanto de Benzema sirvieron para doblegar a un Valladolid escaso en recursos ofensivos ante el mejor equipo europeo a la contra. Solo Javi Guerra y Bergdich fueron capaces de crear peligro en la meta de Diego López que no tuvo que esmerarse en exceso para dejar su portería a cero. Con este resultado el Madrid se mantiene tercero por detrás del Barcelona y el Atlético de Madrid mientras que. los de Pucela entran en puestos de descenso empatados a puntos con el Almería.

Nuevo partido en Liga del Real Madrid esta vez ante el Valladolid de Juan Ignacio Martínez, con la ausencia del jugador más en forma del equipo, su goleador Cristiano Ronaldo al que Carlo Ancelotti decidió no arriesgar en un partido aparentemente sencillo en casa, frente al 17.º clasificado de la competición. Con Ronaldo KO, Di María fue nuevamente el encargado de suplir al portugués en banda izquierda al que le acompañaron Benzema en punta y Bale en la banda derecha. Arbeloa, héroe ante el Galatasay, cumplió ciclo de sanción por acumulación de amarillas y fue sustituido por Carvajal cuya actuación no desentonó en una defensa muy seria.

Minutos antes de que comenzará el encuentro, Magnus Carles flamante campeón del mundo de ajedrez y 2.º campeón más joven de la historia después del ajedrecista ruso Kaspárov, realizó el saque de honor.

La primera parte empezó siendo un monólogo de los hombres de Carlo Ancelotti que estuvieron muy cerca de marcar el primer gol a los pocos minutos de juego por medio de Ramos, que recibió el esférico tras el corner botado por Xabi Alonso y cabeceó libre de marca por encima del larguero. En la siguiente jugada fue el argentino Ángel Di María el que pudo adelantar en el marcador a su equipo con un disparo en la frontal que se encontró con el palo.

No eran capaces los hombres de Juan Ignacio Martínez de entrar en el partido y mucha culpa de esto la tenían los locales que focalizaban todos sus ataques en la banda izquierda de Marcelo y Di María haciendo inútiles los esfuerzos de los pucelanos de cerrar espacios por el centro.

A pesar del dominio de los madridistas se resistía el primer gol algo que, lejos de desesperar a los jugadores sirvió de aliciente hasta la llegada del tanto de Bale en el minuto 33. El disparo de Di María fue repelido por el portero Mariño, el mejor de los visitantes, cuyo rechace le llegó al galés para que este cabeceara un balón directo al fondo de la red.

Una vez abierta la lata, materializar las ocasiones se hizo mucho más fácil para los delanteros blancos ya que, tres minutos después el Madrid ya ganaba por dos tantos a favor. Esta vez el encargado de batir a Mariño fue Benzema al cabecear a placer el balón recibido tras  la asistencia de Bale a la espalda de la defensa.

Se acabó la primera mitad con la sensación de que el marcador podría haber sido más abultado a juzgar por el juego mostrado por los locales. El Valladolid por su parte, falto de ideas y de vocación ofensiva se hundía ante el vendaval blanco.

Reaccionó el entrenador ya en los segundos 45 minutos de partido introduciendo en el campo a Omar que sustituyó a Larsson en la banda derecha del 4-3-3 presentado por JIM. Avisó el Madrid por medio de Modric de que buscaba cerrar definitivamente el partido. Un derechazo del croata desde la frontal del área salió desviado por linea de fondo.

En esta segunda mitad los vallisoletanos tuvieron más presencia ofensiva aunque siguiera siendo insuficiente para perforar la meta de Diego López. Bergdich en el minuto 54 fue el artífice del primer chut entre los tres palos del Valladolid en el partido. El balón, muy centrado no consiguió inquietar al portero gallego.

En el minuto 60 se produjo la única jugada polémica del encuentro, Benzema marcó un gol legal que fue anulado por el árbitro al considerar que Carvajal se encontraba en posición antirreglamentaria cuando asistió al delantero francés. Tras este gol anulado, llegó el tercero en la cuenta blanca y el segundo para Bale que aprovechó un rechace de la defensa vallisoletana para marcar de nuevo en su estadio.

Cómodos en el partido los jugadores de Ancelotti no se conformaban con el 3-0 y buscaban seguir alardeando de su potencial ofensivo ante un Valladolid rendido y resignado a partes iguales con el resultado.

A punto estuvo de lograr Morata el cuarto en un disparo con la zurda que desvío Mariño frustrando la ocasión del joven canterano del Madrid que salió para sustituir a Benzema en el minuto 73.

Se lució de nuevo Mariño, esta vez ante el remate de Jesé desde la frontal. No dejaban respirar los madridistas al portero pucelano que había superado con creces el número de paradas realizadas respecto a su homólogo en la portería contraria.

A un minuto de que se cumpliera el tiempo reglamentario, Bale logró su primer hat trick de blanco y ante su público del Santiago Bernabéu. En un buen contragolpe madridista, la internada de Marcelo por banda izquierda le sirvió para dejarle el balón en bandeja al ex del Tottenham y que éste anotara su séptimo gol en Liga en lo que va de temporada.

Con esta victoria y la del pasado miércoles en Champions ante el Galatasaray que le sirvió para clasificarse como primero de grupo, el Madrid cerró su semana de competición con ocho goles a favor y tan solo uno en contra.

Escrito por: uniactualidad

Ver más posts


Más noticias