Inicio » Actualidad universitaria » Crónica del anuncio del cierre de la radio-televisión valenciana

Crónica del anuncio del cierre de la radio-televisión valenciana

por Miquel Galmés Sagrera (@Mikelgs95)

Esta semana hemos sido espectadores de un hecho insólito en España, el anuncio del cierre de una radiotelevisión autonómica.descarga

El Consell de la Generalitat Valenciana, anunció el pasado martes, a través de un comunicado de prensa, el cierre de la radiotelevisió valenciana, más conocida por Canal 9 o como se llama actualmente, Nou. En ella se exponían  los motivos del cierre, que básicamente ha sido que la Generalitat sería incapaz de readmitir a los 1.000 trabajadores que despidió a través de un ERE que ha sido anulado, ya que sus costes de admisión ascienden a 40 millones de euros, presupuesto que la generalitat valenciana dice no poder asumir en estos momentos porque quiere priorizar los servicios del estado del bienestar (educación, sanidad y servicios sociales).

Para saber el porqué de todo esto tenemos que volver al verano del 1995, cuando el PSOE pierde las elecciones en el País Valencià y las gana el PP. En ese momento la deuda que tenía RTVV era de 32 millones de euros. Pasaron los años y la plantilla fue aumentando con gente afina al PP. En este momento se creó el segundo canal, Punt 2, para separar aquellos que habían entrado en Canal 9 antes del 95 y veían que ya se producía una gran manipulación informativa, donde solo se podía sacar el perfil bueno de Zaplana, el president de la Generealitat en aquel momento.

Esta manipulación que todos veían y conocían pero que nadie verificaba, salió a la luz esta semana de la mano de  Iolanda Marmol, corresponsal de Nou en Madrid a través de un mensaje dejado en twitter.

En canal 9 empezó la prensa rosa con el programa Tómbola en el que los colaboradores eran reconocidos periodistas del corazón a gastos pagados… y esto continuó en la época de Camps donde se pusieron de moda los programas de “debate” donde tertulianos venidos de Génova iban a contar sus “batallitas”.

Se compró la fórmula 1, los derechos de los equipos valencianos de la primera división (el Valencia y el Villareal) y no consiguieron audiencia ni de 50.000 personas, cosa que acabó en una deuda de 1.200 millones de euros.

Este martes 5 de noviembre ha sido cuando el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana declaro el ERE nulo, ya que se había hecho de manera arbitraria y mal elaborado. La tarde del mismo martes, el Consell anunció el cierre.

En el informativo de la noche los periodistas ocuparon el estudio y leyeron la noticia con frialdad y un comunicado elaborado por los mismos trabajadores de Nou declarando que ellos no tenían la culpa de la mala gestión de la empresa pública, que hubo directivos de la cadena que están imputados en casos de corrupción o de abuso sexual a trabajadoras y reconocieron que hubo casos de manipulación informativa

En la misma noche cerca del Palau de la Generalitat se manifestaron miles de personas para expresar su opinión contraria al cierre de RTVV. A la mañana siguente los informativos del mediodía abrieron con el siguiente titular “Fabra no assumeix responsabilitats” (Fabra no asume responsabilidades) y con el hastag #RTVVnoestanca (RTVV no se cierra). Esa misma tarde la programación cambió y se emitieron programas especiales para dar voz a los colectivos que nunca lo habían tenido como la asociación de víctimas del accidente del metro de Valencia. El día terminó con un debate donde las  fuerzas parlamentarias hablaron sobre el cierre de RTVV 

El miércoles6, el Consell aprueba una modificación en los estatutos del ente para nombrar un nuevo director y consejeros designados por el PP ya que la directora dimitió por falta de confianza con el Consell y no quería dirigir el cierre.

Este cambio y revolución de Canal Nou ha conseguido que la audiencia se haya triplicado demostrado que es un servicio público esencial para los valencianos y que necesitaban información real y no censurada.  Pero el gobierno y Fabra no lo quieren ver y siguen con su mensaje “O educación o la televisión”,

Si Canal Nou se cierra definitivamente dejará a toda la comunidad valenciana sin una cadena que promocione su lengua, su cultura, su política y sus costumbres. Así que en manos de Fabra queda dejar desnudos de información y cultura propia a todos los valencianos y valencianas.

Escrito por: uniactualidad

Ver más posts


Más noticias