Inicio » Actualidad universitaria » Crítica de “Cazadores de sombras: Ciudad de hueso”

Crítica de “Cazadores de sombras: Ciudad de hueso”

cazadores de sombras  Género: Fantástico, Romance

  Nacionalidad: USA

  Director: Harald Zwart

  Duración: 130 minutos

  Reparto: Lily Collins, Lena Headey, Jonathan Rhys Meyers, Robert Sheehan, Jamie  Campbell Bower, Jared Harris

Harald Zwart, director de películas como La pantera rosa 2 o el remake de The Karate Kid, es elegido para dirigir la primera entrega de la saga literaria Cazadores de sombras, escrita por Cassandra Cale.

Sinopsis:  Ambientada en la Nueva York contemporánea, “Cazadores de Sombras: Ciudad de Hueso” sigue a Clary Fray (Lilly Collins), aparentemente una adolescente normal y corriente que acaba descubriendo que es la descendiente de una línea de Cazadores de Sombras, un grupo secreto de jóvenes guerreros enfrascados en una vieja batalla para proteger nuestro mundo de los demonios. Tras la desaparición de su madre (Lena Headey), Clary debe unir fuerzas con un equipo de Cazadores de Sombras, quienes la introducen en una Nueva York alternativa y peligrosa conocida como Submundo, repleta de demonios, brujos, vampiros, hombres lobo y otras criaturas.

Vampiros, hombres lobo, demonios… son junto con otros seres fantásticos los componentes de esta entrega, algo que puede resultar ya repetitivo entre las películas adolescentes de los últimos años. Aunque en esta saga los protagonistas serán los llamados Cazadores de sombras que lucharán contra todas esas criaturas.

La película, dejando a un lado su falta de originalidad, es entretenida a pesar de su larga duración. Es rápida y no se hace pesada. Sin embargo, la historia tal y como aparece narrada, es dificil de entender para todo aquel que no ha leído los libros (como es mi caso); hay una excesiva acumulación de información y en algunos casos puede llegar a ser caótica. El director se ha confiado demasiado dando por sabidas muchas cosas cuando en el guion no vienen explicadas, como puede ser el caso de La Clave o El Círculo y una infinidad de cosas más. En mi opinión, la película está hecha para los seguidores de los libros.

El reparto cuenta con actores conocidos, lo que puede ser un punto a favor, o no, de la película. Encontramos a la malvada reina Cersei de Juego de Tronos (Lena Headey), Jonathan Rhys Meyers (Match Point) o Lily Collins (Un invierno en la playa). Lo que no puedo asegurar es si las personalidades de los personajes están fielmente retratadas o si presentan similitudes con respecto a lo descrito en los libros. El peso dominante de la historia recae en el trío (amoroso) de Clary (Lily Collins), Jace (Jamie  Campbell Bower) y Simon (Robert Sheehan).

Algo que llama la atención, o por lo menos a mi me sucedió, fueron las continuas referencias a otras películas fantásticas como Crepúsculo (no solo por los vampiros y hombres lobo sino también por la historia de amor, parecida a la de Edward, Bella y Jacob) y Harry Potter (al referirse a los humanos como mundanos en vez de muggles,  así como un gran parecido en los decorados del Instituto con Hogwarts).

Poco más hay que decir de la película salvo hacer mención a los efectos especiales, que no se si será por el “escaso presupuesto” (60.000.000 $) o por la mala dirección de postproducción porque no puedo decir otra cosa que, para mi, lamentables y no hay quien se los crea. Y una mención especial al guión con el que me pude reir a carcajadas en varias ocasiones, especialmente en el momento en el que Jace asegura que el compositor y músico Johann Sebastian Bach fue un cazador de sombras. De verdad, el guión no tiene desperdicio, te hace pasar un buen momento, por lo malo que es.

Escrito por: Gabriela Galarza Sueiro

Estudiante de periodismo en la UCM. Cinéfila. Libros, fotografía. Al que juzgue mi camino le presto mis zapatos.

Ver más posts


Más noticias