Inicio » Actualidad universitaria » Caballero frustra la goleada del Madrid en el Bernabéu 2-0

Caballero frustra la goleada del Madrid en el Bernabéu 2-0

El meta del equipo andaluz fue el mejor de los malagueños, paró casi todo en un partido en el que solo Di María y Cristiano de penalti pudieron batirle. Los de Ancelotti apostando por el contraataque mejoraron su juego notablemente y el Bernabéu lo agradeció. Morata titular ante la ausencia de Benzema se llevó la ovación de la tarde al ser sustituido por Bale. 

Era el primer partido que disputarían los internacionales madridistas tras el parón de las selecciones y se esperaba ver como afrontaban este encuentro ante un público siempre exigente que no estaba satisfecho con las últimas acciones del equipo en Liga.

Desde el comienzo se vio quien iba a llevar el control del encuentro y las ocasiones de gol pues en los primeros 45 minutos los de Schuster no dieron a basto para frustrar las internadas madridistas. Carvajal, sustituto de Arbeloa en la tarde, y Di María fueron dueños y señores de la banda derecha desde donde llegaba gran parte del peligro al área de Caballero. Isco, aun sin estar al nivel que ofreció al inicio de temporada, surtió de balones a Ronaldo quien no estuvo fino de cara a gol. El canterano Morata aprovechó los minutos que disputó pero, a pesar de sus múltiples ocasiones, no tuvo la suficiente fortuna de batir al portero que le sacó entre otros un remate a bocajarro.

Con el tiempo reglamentario cumplido y empate a 0 en el marcador se llegó al descanso de la primera de un partido en el que el Málaga consiguió salir vivo gracias a las paradas de su portero y al poco acierto rival.

Nada más comenzar la segunda parte, en el minuto 46, un centro-chut de Di María desde fuera del área sorprendió a Caballero y al propio Cristiano Ronaldo que remató de cabeza sin tocar un balón que se coló directamente al fondo de la red, certificando el primer gol en Liga del argentino.

No le servia la estrategia a Schuster que veía como se le escapaba el empate tras el gol del Madrid y las nulas ocasiones de su equipo en la meta de Diego López.

Cristiano se desesperaba cada vez más ante su falta de acierto y las continuas paradas de Caballero que parecían dejarle sin opciones de marcar. Los minutos pasaban y pese a ser superiores durante los 90 minutos los de Ancelotti veían como un partido que podía haber acabado en goleada se estaba ganando por la mínima.

Bale, que había entrado por Morata, provocó un penalti muy discutible tras el contacto de Weligton cuando el galés se internaba en el área. Como era de esperar, la pena máxima la materializó Cristiano que finalmente consiguió un gol que celebró pidiendo perdón a su afición por todas las ocasiones falladas en el partido.

La tarde-noche fue redonda para los madridistas que vieron como tras la victoria de su equipo frente al Málaga sus competidores, Barcelona y Atlético de Madrid pinchaban en sus respectivos encuentros. Ancelotti y su equipo ya están a dos y tres puntos de colchoneros y culés respectivamente en la clasificación de la Liga BBVA a la espera de lo que suceda en el clásico del próximo sábado en el Camp Nou.

Escrito por: uniactualidad

Ver más posts


Más noticias