Inicio » Actualidad universitaria » Aravaca, distrito independiente

Aravaca, distrito independiente

Sin metro, con escasos autobuses, sin hospitales, sin institutos ni bibliotecas, sin policías ni bomberos… Así viven los ciudadanos de Aravaca.

Situados al noroeste del distrito de Moncloa-Aravaca, a escasos 2 kilómetros de Moncloa y Ciudad Universitaria, 29.547 habitantes (2006) (aunque los desarrollos urbanísticos han hecho que actualmente se roce casi los 50.000 habitantes) se encuentran prácticamente incomunicados y abandonados por el Ayuntamiento de Madrid. Se trata del barrio de Aravaca, el cual, pese al crecimiento que ha sufrido con el paso de los años y a su pertenencia al municipio de Madrid capital desde 1951, son privados de los servicios públicos más básicos de los que goza cualquier otro barrio de Madrid.

aravaca independiente

En primer lugar, Aravaca no tiene biblioteca. Las más cercanas serían las bilbiotecas Miguel de Cervantes y Rosalía de Castro, pertenecientes al municipio de Pozuelo de Alarcón; y en Madrid le corresponderían las bibliotecas Julio Cortázar del barrio de Valdezarza, la biblioteca José Acuña de Moncloa y las bibliotecas de las facultades del campus de Moncloa como la María Zambrano. ¿Y centros culturales o juveniles? ¿Escuela de música? ¿Centro de arte dramático? ¿Auditorio? Nada. Ni proyecto.

Aravaca no tiene instituto. No existe ningún centro público de educación secundaria. El centro más cercano para los estudiantes de los centros CEIP Rosa Luxemburgo y CEIP Aravaca es el IES Gerardo Diego, perteneciente también al municipio de Pozuelo de Alarcón, al que apenas tienen puntos para entrar y en el que no tienen derecho a ruta escolar por no estar empadronados en Pozuelo. El centro que les correspondería en Madrid sería el IES Ortega y Gasset, en Moncloa; en el cual tampoco tienen derecho a ruta escolar ni apenas transportes para asistir.

Aravaca no tiene un centro público de salud ni hospitales cercanos. Los más cercanos, en Moncloa. Tiene un ambulatorio, sí; el cual pretenden privatizar en uno o dos años y sin servicio de urgencias 24h. Tampoco tiene geriátrico, centro de día y no digamos ya guardería.

Aravaca no tiene parque de bomberos pese a los incendios que cada verano se acontecen en sus inmediaciones. El más cercano, en Pozuelo. El que le corresponde se encuentra en Aluche, a unos 20 minutos por carretera. Tampoco tiene comisaría de policía municipal. La única comisaría es un pequeño bajo semioculto de la policía nacional en el cual sólo se pueden atender las denuncias más graves (y en cuanto a renovar documentos el lugar más cercano, por supuesto, Pozuelo).

¿Seguridad de las calles? Ninguna. Apenas pasan patrullas de policía por las calles, y si pasan, es para poner multas de tráfico o a los pequeños grupos de jóvenes que se toman una cerveza tranquilamente en un parque y, aún así, de forma muy eventual. Todo un paraíso para ladrones, exhibicionistas y violadores que aprovechan el poco tránsito de las calles para cometer pequeños hurtos a navaja limpia, abusos a mujeres que vuelven solas a sus casas, incluso a plena luz del día; y constantes allanamientos que se producen en la zona que obligan a los habitantes de Aravaca con casas más “jugosas” para los asaltantes a contratar vigilancia privada o instalar alarmas en sus casas.

Pese a todas las zonas verdes, también hay muchas explanadas abandonadas (una de ellas la promesa de instituto que nos lleva vendiendo el Ayuntamiento de Madrid desde hace más de 25 años) con apenas cuidados o podas controladas para la protección de incendios y/o fuertes vientos ni control de plagas (el parque Arroyo Pozuelo tiene ratas del tamaño de gatos y las calles se ven invadidas de cucarachas en verano).

Y por último y lo más grave, la incomunicación del barrio de Aravaca respecto al centro de Madrid mediante transporte público. Aravaca pertenece a la zona A de transportes de Madrid, pero los habitantes de Aravaca se ven obligados a utilizar servicios de zona B1 y, aún así, también resultan escasos. Aravaca tiene estación de Cercanías Renfe (que casi linda más con Pozuelo que con Aravaca) con correspondencia con las líneas C7 y C10 y línea 2 del deficiente, lento y caro Metro Ligero (tarifa B1) hasta Colonia Jardín pasando por toda la zona de Somosaguas (incluyendo el campus de la UCM) y parte de Pozuelo. De metro normal ni hablemos porque brilla por su ausencia.

Existen tres líneas de buses de la EMT, el 160, el 161 y el 162. El 160 (al que de media hay que esperar de 20 minutos en adelante un día de diario y que rara vez supera por carretera los 70 km/h) pasa por todo Aravaca  (incluyendo la zona de la estación, Aravaca “pueblo” y la urbanización Rosa Luxemburgo) y llega hasta el intercambiador de Moncloa. El 161 (también con una frecuencia ridícula aunque mayor que la del 160) sale también desde Moncloa y pasa por el barrio de Valdemarín (dando mil vueltas por pequeñas calles llenas de mansiones) y una pequeña parte de Aravaca hasta llegar a la estación de cercanías. Por último, el 162, llamado coloquialmente por los habitantes de Aravaca el “bus de las chachas” (con todos mis respetos a todas las asistentas que lo toman cada día para ir a trabajar a sus respectivas casas porque es un empleo tan digno o más que otro cualquiera) el cual va desde Moncloa hasta el barrio de “El Barrial” y pasa casi exclusivamente por toda la zona residencial de mansiones de Valdemarín e inmediaciones de la Zarzuela.

Hasta este mes de septiembre, pasaba la línea universitaria I (artículo), que, aunque pasaba únicamente durante el curso escolar, iba desde Ciudad Universitaria hasta el Campus de Somosaguas. Tenía una frecuencia bastante decente, era casi vital para todos los estudiantes que viven en Aravaca y comunicaba la zona al menos con el metro de Ciudad Universitaria como alternativa a Moncloa. Este año ha sido eliminada por su “escasa demanda”. Si alguien ha viajado alguna vez en este autobús en hora punta, sabrá perfectamente que vacío lo que se dice vacío no iba.

¿Otras líneas? Sí, pero con tarifa B1. Los autobuses 658, 657 y 656 que van desde Moncloa hasta Pozuelo y salvan un poco la incomunicación de la zona pero, aún así, su frecuencia sigue siendo muy escasa. ¿Autobuses nocturnos? Los de la EMT ni se huelen. No existen. Los habitantes de Aravaca que quieran ir a alguna parte o volver a casa por las noches tienen que o bien coger un taxi (10 euros mínimo desde Moncloa) o bien coger uno de los buses de la empresa Llorente, el N901 y el N902 (ambos B1), que pasan cada hora y media y salen desde Moncloa. Aún así, sólo pasan de forma superficial hasta su destino real, Pozuelo.

Los habitantes de Aravaca se ven casi obligados a utilizar el coche para la mayor parte de sus desplazamientos diarios. Las carreteras que pasan por Aravaca (la autopista A6, la carretera de Castilla y la carretera Húmera-Aravaca) son insuficientes. Además, la carretera de Húmera a Aravaca es únicamente de dos carriles, no tiene apenas iluminación, la señalización está muy deteriorada o incluso oculta y el asfalto tiene baches y grietas que simplemente se parchean año tras año pero no se arreglan como deberían. No existe ningún aparcamiento público (y creo recordar que tampoco privado) y los coches se ven confinados a pelear por las escasas plazas en las calles o por los garajes particulares.

Los ciudadanos de Aravaca llevan luchando más de una década por su separación de Moncloa y contra su abandono por parte del Ayuntamiento de Madrid. En lugar de mejorar, nos hacen pagar cada vez más por menos. Y yo, que me he criado en este, pese a todo, encantador barrio de Madrid; sólo quiero que se nos de lo que nos corresponde.

Video explicativo:

Fuentes y páginas de interés:

Artículo de Vanitatis sobre la casa de Mariano Rajoy en Aravaca

Blog de la plataforma “Aravaca Independiente”

Artículo de El País (2007)

Artículo “Madrid Diario”

Wikipedia 1 y 2

Fuentes varias: 1 2 3

Escrito por: Beatriz Díaz Martín

Beatríz Díaz Martín Estudiante de Filología Inglesa (AKA Estudios Ingleses) en la UCM. Idealista, feminista, soñadora y "grammar nazi" en ratos libres. Amante de la música, los videojuegos, la escritura, la informática y los idiomas. “So much to do in one life time…” e-mail: b.diazmartín@uniactualidad.es

Ver más posts


Más noticias

Comentarios (0)

  1. Alvaro dice:

    El 50% de lo que has escrito es falso, pero el otro 50% es cierto. No hace falta mentir. Solo con el 50% que es verdad se debería prestar especial atención al barrio.

    • Beatriz Díaz Martín dice:

      Gracias por el comentario, pero no veo qué parte dices que es mentira pues estuve un mes informándome para hacer este artículo además de que soy vecina de este barrio. Si existe algún fallo, comunícamelo y lo cambiaré con mucho gusto porque puede ser que me confundiera en algo. Un saludo.