Inicio » Cultura » Cine » Añorando novedades en los Goya

Añorando novedades en los Goya

Añorando novedades en los Goya

Pagaría millones por llegar al día en el que una gala de los Goya no comience con chistes malos acerca del gobierno. Las “grandes” ausencias de la noche fueron Wert y Montoro, dos ministros que en diferentes ocasiones han afirmado apostar fuerte por el cine español. Si no recuerdo mal, Wert dijo en el Programa de Ana Rosa que había visto ‘Las brujas de Zugarramurdi’ y le habían gustado. Felicidades José Ignacio, la película de Álex de la Iglesia (también ausente por el rodaje de un nuevo filme en Argentina) fue una de la que más estatuillas recogió, junto a Vivir con los ojos cerrados’ de David Trueba.

Muchos de los invitados te echaron de menos. Entre ellos, Juan Antonio Bayona, que declaró que tu ausencia era “la constatación de una brecha que tenemos que intentar solucionar entre todos” y Raúl Arévalo reconoció que tu ausencia era una prueba de lo separado que estás  siendo el ministro de Cultura de la cultura.También Roberto Álamo se ha dirigido directamente a ti diciendo que tu ausencia le deshonró. Debería darte vergüenza…

Por una cosa o por otra, Manel Fuentes también abrió la edición número XXVIII de estos premios refiriéndose a ti. Ay que ver el cariño que te tienen. Empezamos a echar en falta a la presentadora de El club de la comedia, no faltó en los gags que llenan los espacios vacíos, junto a Andreu Buenafuente, José Corbacho y una magnífica Antonia San Juan.

No se quedó ahí el “momento denuncia”, sino que también el oscarizado Javier Bardem (qué orgullosos estamos de que se llevara ese premio por No es país para viejos’) o el presidente de la Academia, Enrique González Macho aprovecharon para dedicarte a ti y a tu compañía del PP unas bonitas palabras y declaraciones acerca de la subida del IVA cultural. Todo muy novedoso. El discurso con sabor a despedida en el que incluyó que “estamos en una situación que ninguna industria puede soportar”,aportó algunas cifras importantes que no dejó indiferente a ninguno de los que se dedican a este arte o a los que quieren empezar a ello: “por cada euro recaudado por la Hacienda pública, la cinematografía española ha perdido dos”.

En fin, después de esta pequeña carta y alusión al ministro, daremos comienzo a la crónica de los premios Goya que se repartieron ayer por la noche en el Centro de Congresos Príncipe Felipe, en el hotel Auditorium de Madrid. Cabe destacar que, desde un primer momento, los trabajadores de la empresa Coca Cola y la plataforma Stop Deshaucios (entre otros) estuvieron al pie del cañón a las puertas del lugar desde el primer momento de la premiére.

Sin lugar a dudas, la gran triunfadora de la noche fue ‘21041244_20130918105558535_jpg-r_640_600-b_1_D6D6D6-f_jpg-q_x-xxyxxVivir es fácil con los ojos cerrados,’ que recogió seis de los siete premios a los que aspiraba, incluido el de mejor película. Su director, David Trueba, se ha recogió también el de mejor dirección y mejor guion original. Es importante decir que el director madrileño se dejó llevar por sus raíces de periodista y mencionó a la recién fallecida Tatiana Sisquella en su discuso.  Además, en la categoría de mejor actor, fue galardonado Javier Cámara (como muchos dice, ¡por fin!, aunque hay que reconocer que Antonio de la Torre con ‘Caníbal’ tenía muchas a su favor). Los otros premios que recibió el filme fueron el de mejor música original  y mejor actriz revelación para Natalia de Molina, quien recordó a su personaje de Belén en la película del profesor que quería conocer a John Lennon y, entre lágrimas, dejó claro que nadie decidiría por ella… un guiño muy especial a un tal ministro de “justicia”, Alberto Ruiz Gallardón. Los espectadores nos quedamos con ganas de que el profesor que inspiró a Trueba, Juan Carrión, se subiera al escenario junto al director. Sin embargo, se ha llevado a su casa de Cartagena el premio por el mejor guión.

La película de Álex de la Iglesia, ‘Las brujas de Zugarramurdi’ estaba nominada a diez de las ocho  estatuillas que finalmente alcanzó. Mayormente en categorías de carácter técnico (peluqueríay efectos especiales, entre otros)fue protagonista de uno de los momentos más emotivos de la celebración. Este se produjo cuando Terele Pávez recogió el de Mejor actriz  de reparto (tras ocho nominaciones desde 1988) de manos de Javier Bardem. Un premio que tenía su clara ganadora desde el primer momento, como ya vimos en los anteriores Premios Feroz.

premios-goya-2014-las-nominadas-a-mejor-actriz-marian-alvarez-680x452El que sí que se sabía desde el principio fue el cabezón que recogió Marián Álvarez como Mejor actriz principal en la película dirgida por Fernando Franco, ‘La herida’. Incluso, fue este mismo quien recibió el de mejor director novel, quedando así como la tercera en la lista de ganadores, siendo dos de los seis Goya a los que estaba nominada los que recogió.

Tristemente, las grandes perdedoras de la noche fueron ‘La gran familia española’ de Raúl Sánchez Arévalo, que a pesar de estar nominada en once ocasiones, solo pudo recoger la de mejor actor secundario (para Roberto Álamo) y mejor canción original. ‘Caníbal’ recogió el premio a la mejor fotografía y el filme dirigido por Gracia Querejeta (quien pudo ver a la figura de su padre en el siempre emotivo apartado de ‘In memoriam’ junto a Sara Montiel, Pepe Sancho y Alfredo Landa, entre otros) no recibió ninguno por ’15 años y un día’.

Fuera del panorama nacional, ‘Amor’, de Michael Hakene, sigue sumando premios como el de mejor película europea. ‘Azul y no tan rosa’ se ha llevado el Goya de mejor película iberoamericana. Fue la primera película venezolana en cargar con este premio.‘Futbolín’ fue considerada la mejor película de animación, del director argentino de obras maestras con Oscar incluído como ‘El secreto de sus ojos’, Juan José Campanella.

Para acabar… de Joaquín Reyes y sus tetas reivindicativas ni hablamos. Podéis juzgar vosotros mismos:

 

Escrito por: Noelia Murillo Carrascosa

Futura comunicadora con muy mala leche que en ocasiones lo sabe disimular. El cine no hubiera tenido sentido sin Kubrick ni la música sin The Beatles.

Ver más posts


Más noticias